Soy Sara, vivo en Barcelona en mi barrio de toda la vida. Me gusta ese día a día con la gente de siempre aunque disfruto también mucho con el bullicio del centro y me encanta perderme por ahí descubriendo nuevos tesoros. Es fácil verme contestando un mail mientras camino por la calle o atendiendo una llamada cuando casi iba a empezar a comer. Son pequeños detalles que no me importan, pues haber creado Enrolladas me produce una alegría muy grande.

 En internet parece que las cosas se vuelven un poco frías y es algo que trato de evitar intentando dar esa confianza que da una tienda en la que puedes hablar cara a cara con alguien. Que mi tienda no esté a pie de calle no quiere decir que sea menos cercana ni menos especial.

Tengo un especial interés por la imagen, me gusta observar y empaparme de todo lo que me rodea, también me encantan las manualidades. Todo esto me ayudó a llevar a cabo este proyecto, el cual nació con un comentario que me hizo un buen amigo mio mientras hacíamos cola para entrar en un local:


“Si entras hecha una princesa, sal hecha una princesa”



Como siempre he llevado en el bolso unos zapatos planos a conjunto con mi look, me planteé hacerlo más fácil y sin perder estilo. El reto? Quitar el peso y el volumen.


Sólo espero que os den tantas alegrías como me las están dando a mi. Aunque estoy segura que cuando os bajéis de los tacones para poneros unas Enrolladas, la alegría será indiscutible.

Sara at work